ALCALDE DE TUPE DEBE EXPLICAR CAIDA DE TRACTOR Y DOS MUERTOS.

EN TUPE: TRACTOR SE DESBARRANCA Y DEJA DOS MUERTOS. ALCALDE NO RESPONDE A LA PRENSA.
Un lamentable accidente cobró la vida de dos persona en el distrito de Tupe provincia de Yauyos,el fatídico hecho sucedió el día de ayer aproximadamente a las 7.00pm de la noche,cuando el el tractor oruga D6D cayó cerca del poblado de Aiza.
Entre las victimas se encuentran el operador de la maquina Julian Huari Centeno y el ayudante conocido como “Mario”.Se desconoce la empresa a al cúal pertenecía dicho tractor y para quién prestaba servicio.
Sin embargo, mucho tiene que responder el actual alcalde de Tupe que solo hace algunos días se había casado con gran pompa inagurando un tramo de la carretera. Este accidente lamentable difinitivamente le ha malogrado la luna de miel.

Anuncios

POR TORRENCIALES LLUVIAS EN DISTRITO CATAHUASI EN YAUYOS SE CAE EL PUENTE DEL RIO TUPE..

El tránsito quedó bloqueado en la vía Cañete-Yauyos-Huancayo

El tránsito quedó bloqueado en la vía Cañete-Yauyos-Huancayo tras el colapso del puente bailey en el distrito de Catahuasi, provincia limeña de Yauyos, a causa de las fuertes precipitaciones pluviales que provocaron el desborde del río Tupe.Debido a esta situación, gran cantidad de vehículos se encuentran varados en dicha zona. Además, varios campos de cultivo resultaron inundados.

El corresponsal de RPP en la zona informó que el agua está llegando a la zona urbana de Catahuasi por lo que los pobladores están abandonando sus viviendas y otros colocando sacos de arena.

El alcalde de Catahuasi, Abraham Asencio Quispe, está solicitando el inmediato apoyo del Gobierno Regional de Lima y Ministerio de Transportes y Comunicaciones para el envío de maquinaria pesada

INFORME DE PANAMERICANA EN TUPE – YAUYOS

Tupe, uno de los distritos rurales más pobres del país

Si hay un lugar que se detuvo en el tiempo, ese parece ser el pueblo de Tupe, a seis horas de Lima. Allí, la población no solo mantiene intactas sus raíces nativas, sino también, sufre la desazón del abandono capitalino: es el único distrito de los 33 en Yauyos, provincia de Lima, que no cuenta con una vía de acceso. Johanna Nores (Redacción) Jack Ventosilla (Fotos) Enviados especiales. Por tal razón, es lógico que el desarrollo para esa parte del país no llegue con celeridad. Las cifras desnudan aquella realidad. Tupe es considerado una de las zonas más pobres del país, con tasas que superan el 80% de necesidades básicas insatisfechas (según datos del Instituto Nacional de Estadística e Informática– Inei – 2009). Llegar a ese lugar implica caminar durante dos horas por un serpenteante sendero rocoso. Son siete kilómetros, y una vez allí, el gris de sus viviendas (hechas de piedra y barro) y la desolación que habita en sus calles, dan la sensación de estar en un pueblo olvidado, como aquellos que aparecen solo en las historias antiguas. Ni siquiera la vistosidad en la vestimenta de la mujer tupina (trajes bajo la rodilla, de tela roja y estilo escocés), logra distraer ese ambiente de tristeza. En ese rincón del país, con casi tres mil metros sobre el nivel del mar, su gente tiene hambre. Una sopa de fideos con queso y papas puede ser acaso, el plato más contundente del lugar. Es que no se puede más. Los tupinos consumen apenas lo que extraen de sus tierras (papa, maíz, trigo, habas, entre otros), y lo poco que producen, entre queso y leche, son destinados al mercado aledaño al pueblo: Catahuasi (al oeste de Tupe) , Cañete y Lima. Lo mismo ocurre con el ganado. Por una vaca vendida pueden obtener S/. 300, o en los mejores de los casos alrededor de S/. 600. ¡Con razón el recelo! Los pobladores tupinos obtienen principalmente dinero de las ventas de sus animales. Los otros productos empleados para su sobrevivencia, lo obtienen a través de la práctica ancestral del trueque. Desnutrida educación Son las nueve de la mañana. En el salón de inicial del colegio San Bartolomé de Tupe, única institución educativa del pueblo, los pequeños primos Melvin (3) y Liz Acevedo (5) trazan entusiastas unas líneas de colores, como parte de su trabajo en la escuela. Llegan las once, y sus caritas presentan signos de cansancio. A veces no soportan más, y caen presos del sueño, comenta la maestra a cargo, Luz María Gonzales. Pero casos así, se presentan todos los días, y ello responde solo a un factor: la desnutrición crónica. Según los registros del Inei (con proyecciones a junio del 2009) , el 58.8% de la población estimada menores de cinco años, son víctimas de enfermedades. Es que en Tupe, siempre se come igual. “Los alumnos desayunan canchita con queso, papa sancochada o toman un tecito. En la lonchera también llevan lo mismo, pero sabemos que esos alimentos no nutren a los niños. Por eso a veces no captan lo que uno les enseña”, comenta la profesora. Por si fuera poco, cuando las clases llegan a su fin, los pequeños retornan a casa y se ven obligados a realizar tareas del hogar. Liz, a su corta edad, prepara la sopa, lava los platos, cuida a su hermanito de siete meses y apenas, tiene tiempo para hacer sus tareas. Ella tiene desnutrición. Entonces, “cómo podemos exigir un mayor desarrollo a los niños cuando existe una desnutrición a temprana edad muy grande que conlleva muchas veces a disminuir el aspecto cognitivo de los estudiantes”, cuestiona Guillermo Gutiérrez, profesor de historia y economía en Tupe. Un lugar sin oportunidades En este pueblo las carencias se palpan como la indiferencia de las autoridades regionales. En el lugar, solo se cuenta con el baño concejal, que se encuentra en malas condiciones, mientras que unos seis silos se ubican distribuidos en todo este distrito, en la sierra de Lima. El agua no siempre llega. Las tuberías por la que fluye el líquido vital se encuentran averiadas. Todavía las madres tupinas cocinan con leña, y para coronar ese ramillete de precariedad, el puesto de salud fue declarado en estado de emergencia el año pasado, por excesiva humedad. Y de no ser reparado cuánto antes, una madre y su niño enfermo podrían tardar caminando hasta siete horas para ser atendidos en el centro de salud más cercano, situado a más de 21 kilómetros, en Catahuasi. Las oportunidades laborales tampoco existen. De quedarse en Tupe, los jóvenes serían una vez más parte de este círculo vicioso que se halla entre vivir de la agricultura y la crianza de los animales. Por eso migran. En lo que va del año, son sesenta jóvenes quienes dejaron el pueblo de la lengua jacaru (una de las más antiguas del país), en busca del desarrollo que se les niega en su propio terruño. El alcalde de la localidad, Benjamín Ordóñez, cree que Tupe tiene mucho potencial para crecer. “Estamos en el ojo del mundo por nuestra cultura, tal vez en el Perú no. Vienen muchos turistas y estudiosos. Ellos hacen una buena referencia de que Tupe, hoy en día, está vivo”. Esto es solo un vistazo de uno de los lugares más pobres del país, pero, ¿cuántos más serán inaccesibles e indiferentes para la gran Capital?, ¿llegará a todos esa bonanza económica de la que tanto se habla en los últimos años? Las palabras de José María Arguedas en Los ríos profundos aquí cobran sentido: “El Perú estaba dividido en su entraña y frenado”. Se espera que esto ya no sea así. Claves Disputa cultural. Desde el año pasado, el pueblo de Tupe, que demanda una carretera, mantiene un litigio con el Ministerio de Cultura, quien asegura que el camino por el cual se llega al distrito es una zona arqueológica, mientras que el pueblo asegura que su construcción data de la epoca republicana. Mina. Incahuarmi es la empresa minera que encontró en Tupe oro por un periodo de quinientos años de explotación.

SU PRIMERA OBRA, CONSTRUYENDO SU CASA

ALCALDE DE TUPE REALIZA SU PRIMERA OBRA, CONSTRUYENDO SU CASA
… Y EL PUEBLO ABANDONADO.

Increíble pero cierto. El actual alcalde de la Municipalidad Distrital de Tupe, donde fuera revocado su titular en las elecciones de revocatoria en el mes de Diciembre 2008 Sr.Tito Iturrizaga Blas., según fuentes oficiales por parte de sus vecinos que habría utilizado los vehículos de la Municipalidad (Camiones y Camioneta) con estos vehículos ha cargado los cementos, ladrillos, fierros etc.etc. comprados con la plata del municipio, porque el alcalde no tiene ni siquiera para comprarse un pan.
De la vivienda constrruida tienen conocimiento su personal y esta ubicado en la altura del Peaje de Nuevo Imperial.
Sin embargo el pueblo de tupe se encuentra completamente abandonado desde que dejo el anterior alcalde, ahora este pueblo se lamenta y se encuentra indignado porque el nuevo alcalde no sabe nada de administración municipal, peor todavía sus regidores.
Tenemos conocimiento que la Camioneta de propiedad municipal lo han visto por el distrito de Azángaro trasladando al Consejo Regional de Yauyos, donde son los asesores de Azángaro y Tupe.
De la misma que tiene un Asesor Legal, que le gusta hacer escritos para cobrar sumas elevadas y de esta forma para de sacarle plata al alcalde esta haciendo una serie de denuncias al ex alcalde Tito Iturrizaga Blaz, aduciendo falsedades.
Próximamente estaremos informándole desde el lugar de los hechos.

ALCALDE DE TUPE CUESTIONA AL ALCALDE PROVINCIAL DE YAUYOS DIOMIDES DIONICIO INGA

INCUMPLIMIENTO DEL ALCALDE PROVINCIAL

El Actual Alcalde de Tupe Luis Howard Iturrizaga Casas manifestó que, a pesar que el Fondo de Reconstrucción del Sur, FORSUR, desembolsó la suma de 689 mil soles a la Municipalidad Provincial de Yauyos, para la reconstrucción total de la Institución Educativa Integrado Nº 29743 del distrito de Tupe, ésta aún no se hace realidad hasta la fecha. Se tuvo conocimiento que el dinero se entregó en el mes de febrero para la reconstrucción total de este plantel, que a consecuencia del terremoto del agosto del 2097, quedó en escombros.

El centenar de alumnos vienen estudiando en condiciones infrahumanas, utilizando el techo del municipio y la losa deportiva donde se ha acondicionado con material prefabricado donado por el Gobierno Regional de Lima.

Los padres de familia, docentes y la comunidad en general, vienen exigiendo a las autoridades yauyinas, el inicio de la construcción del plantel y no escatiman esfuerzo para realizar una movilización hacia la capital provincial. Peor aún que los materiales prefabricados se están deteriorando y que la temporada de las lluvias están a la vuelta de la esquina, toda vez que deben comenzar en octubre del año en curso.

 

CUESTIONAMIENTO DEL ALCALDE DE TUPE AL ALCALDE DE YAUYOS.
Los cuestionamientos al alcalde provincial, Diómides Dionisio Inga, no se dejaron de esperar, señalando que es el principal responsable por el retrazo de la obra ante la falta de capacidad ejecutiva de gastos.No falta también los planteamientos de parte de los tupinos al señalar de la suscripción de un convenio con la Municipalidad Distrital de Tupe para agilizar el proyecto. Precisa que es una de las pocas instituciones educativas en la Región Lima que rescata el dialecto del lugar: Hakaru, idioma nativo de los tupes que ni la invasión quechua y los hispanos pudieron abolirla, y que lo inculcan a sus alumnos.

LUÍS ITURRIZA DA PLAZO DE 15 DIAS A DIOMEDES.
Expresaron que el burgomaestre de Tupe, Luis Howard Iturrizaga Casas, ha dado un plazo de 15 días para que el alcalde yauyino Diomides Dionisio Inga, de solución al problema.«Si en 15 días las autoridades de la Municipalidad Provincial de Yauyos, no solucionan el problema, la población realizará una movilización hacia la capital provincia, encabezado con su alcalde».Alcalde Howard Iturrizaga Casas, convoca a residentes tupinos en Cañete y Lima para trabajar juntos.

 

ALCALDE DE TUPE DESTIERRA HUELLAS DE KELLY PONCE Y SU GRUPO.
El burgomaestre de la Municipalidad Distrital de Tupe, Howard Iturrizaga Casas, convocó a los residentes tupinos tanto en Cañete como en Lima para realizar una asamblea informativa de su gestión y – a su vez – invocar para trabajar en forma mancomunada por el bien de su milenaria comunidad. Iturrizaga Casas, precisó que tras “ordenar la casa”, ahora viajarán a Cañete para coordinar con sus paisanos y convocarlos a una reunión para conocer sus expectativas y proyectos que tienen en mente realizar. Precisó que similar convocatoria lo realizarán en la ciudad de Lima donde hay miles de tupinos en buena situación económica y ávidos de colaborar con su pueblo, pero que nunca han sido convocados.“Ha llegado el momento de realizar esta convocatoria, primero en Imperial y luego en la ciudad capital”, dijo muy emocionado el alcalde.