FELIZ DÍA DEL PERIODISTA LES DESEA QUINCHER

Cabe precisar, que en el Perú, cada 1 de octubre se conmemora a todos los profesionales que ejercen la carrera del Periodismo, coincidiendo con el día en que apareció el primer diario del Perú y América, el Diario de Lima, fundado por Jaime Bausate y Meza.
El día de hoy se realizó un coloquio sobre los riesgos de la profesión periodística, en el local de la Asociación Nacional de Periodistas del Perú, ubicado en jirón Huancavelica 320, tercer piso.
Y en mi condición de  integrante de la Asociación Nacional de Periodistas del Perú – ANP, muy emocionado, les renuevo mi compromiso inclaudicable de informar con la verdad y mantener en alto los ideales de una prensa libre de las ataduras del poder político y del poder económico.
Es más, ni las amenazas delincuenciales, ni los amedrentamientos judiciales y agresiones físicas, podrán callar nuestra voz y menos nuestra pluma, porque siempre estará al servicio de la verdad y causas justas.
Finalmente, les reitero nuestro afectuoso saludo a todos los periodistas en su día, recordando una frase célebre del maestro polaco Ryszard Kapuściński, que decía: “Para ejercer el periodismo, ante todo, hay que ser buenos seres humanos.
 Las malas personas no pueden ser buenos periodistas. Si se es una buena persona se puede intentar comprender a los demás, sus intenciones, su fe, sus intereses, sus dificultades, sus tragedias”.

¡Ser peruano es un orgullo, ser periodista es un honor!

Anuncios

¡Feliz día del maestro!

Los profesores se dedican a educar individuos, los incorporan a la vida social y los preparan para que realicen una función específica en el futuro.
Como diría José Martí en su famosa expresión, “Educar es depositar en cada hombre toda la obra humana que le ha antecedido, es hacer a cada hombre resumen del mundo viviente, hasta el día en que vive; es ponerlo a nivel de su tiempo, con lo que podrá salir a flote sobre él…”
Es por ello, que el profesor es una de las figuras clave en el desarrollo del sujeto ya que lo guía para encontrar su vocación, además de darle las herramientas adecuadas para su desarrollo profesional. El alumno tiene la libertad de decidir su vida.

Historia del Día del Maestro

Cuando Venustiano Carranza fue presidente, firmó un decreto proclamando el 15 de mayo como el Día del Maestro. En 1917, los diputados lo promovieron presentándolo ante el Congreso de la Unión, quedando pactada esta propuesta el 27 de septiembre. La primera conmemoración fue el 15 de mayo de 1918.

Una noble profesión

Un profesor eficiente es aquel que logra “enseñar” al alumno lo que ya está establecido en el Plan de Estudios. Para ello, es importante que tenga un amplio conocimiento sobre la asignatura que está a su cargo, además de tener el control del grupo para que exista un progreso educativo significativo. La actualización de temas y métodos de estudio es básico para esta carrera, ya que es necesario estar al día sobre cualquier tema para todo tipo de situaciones dentro del aula.
El propósito del maestro es saber enseñar con recursos didácticos los contenidos” de los programas educativos para que el alumno esté bien preparado en los siguientes niveles escolares.
El mayor reto que enfrenta el catedrático es que si se integra a un sistema en el que sólo se esperan resultados inmediatos y contables, traiciona su vocación de servicio y educación integral en el ser humano. En cambio, si se opone a esa situación y ofrece un sistema de verdadero aprendizaje, se encuentra con la inconformidad e incomprensión por parte del alumno, los padres y la escuela.

Algunas frases célebres

La conexión que hay entre la educación, el alumno y el maestro se puede ver plasmada en la filosofía de muchos e ilustres pensadores:
  • Educad a los niños y no será necesario castigar a los hombres” (Pitágoras)
  • Enseñando aprendemos” (Séneca)
  • Enseñar es aprender dos veces” (Joseph Joubert)
  • El principio de la educación es predicar con el ejemplo” (A.R.J. Turgot)
  • Un profesor trabaja para la eternidad: nadie puede predecir dónde acabará su influencia” (H.B. Adams)
  • La educación consiste en enseñar a los hombres, no lo que deben pensar, sino a pensar” (Calvin Goolidge)
  • Los discípulos son la mejor biografía del maestro” (Domingo Faustino Sarmiento)
  • Un maestro que sabe estimular a sus alumnos y da a cada uno de ellos su confianza, obtendrá con más facilidad buenos resultados que aquel otro frío, distante y más crítico, que no sabe llevar un espíritu de lucha y esfuerzo a su alumnado” (Enrique Rojas)
  • Los mejores profesores son aquellos que saben transformarse en puentes, y que invitan a sus discípulos a franquearlos” (Nikos Kazantzakis)

El festejo alrededor del mundo

Cada nación y continente tiene sus fechas y maneras de festejar al maestro, entre ellos están:
  • En América, los que lo celebran en el mes de septiembre son: Argentina el 11, Honduras el 17, Uruguay el 22.
  • Por otra parte, aquellos que lo conmemoran en junio son: Bolivia el 6, El Salvador el 22, Guatemala el 25, Nicaragua el 29 y República Dominicana el 30.
  • Asimismo, los que festejan en mayo son: Colombia y México el 15, y E.U. los martes de la primera semana. Y los de octubre son: Brasil el 15, Canadá el 5, Chile el 16.
  • La nacionalidad que lo celebra en Abril es: Paraguay. En Julio es Perú el 6, en enero es Venezuela el 15, y finalmente Panamá el 1 de diciembre.
  • Y en Europa, España: 27 de noviembre, Portugal: 5 de octubre, Rusia: 1 de septiembre.
En definitiva, es admirable el trabajo del profesor, pues brinda las herramientas adecuadas al individuo para que alcance su plenitud como ser humano.

Carta de un elefante al Rey de España- Los tristes precios de la muerte


Juan Carlos en la caza del elefante

LOS PRECIOS DE LA MUERTE

Entre los comentarios recibidos en este post, un lector me envía los precios de la Agencia de Viajes del Corte Inglés, para darse el gusto de matar en algunos países de África, a toda una lista de animales como lo ha hecho el Rey Juan Carlos con los elefantes.

Además de la repugnancia personal que tales ofertas me merecen, algo que me ha tocado particularmente la atención  es la frialdad con la que se presentan los precios para matarles, así como algunas particularidades del contrato. Por ejemplo, en caso de no conseguir matar a un elefante o a un león o a un babuino o a una pobre y bella jirafa dejándolos sólo heridos “con sangre” hay que pagar una multa.

Me han dado un cierto escalofrío los precios para matar elefantes. A uno pequeñito se le puede matar hasta por 9.000 euros. Y al mayor de todos, como los del Rey , por 70.000 euros.

Jirafa
Matar una jirafa vale 2.200 euros

Matar una esbelta jirafa vale sólo 2.200 euros y lo que considero más increíble es que el animal más barato de sacrificar a tiros es justamente, el más cercano a los humanos, del que según la teoría de la evolución vendríamos nosotros los inteligentes Homo Sapiens. Me refiero al babuino, cuya muerte vale sólo 350 euros.

Babuino en Uganda 9Africa)Matar un babuino vale sólo 350 euros

Para los leones, al parecer el precio varía si se prefiere matar un macho o una hembra. No dicen los que valen esas muertes. Debe ser un precio alto.

Mientras la agencia presenta los precios de los animales según el peso y la medida, lo que no indica en ningún lugar es el precio del dolor inútil infligido caprichosamente a esos maravillosos e inocentes animales.

A LOS LECTORES

Aunque cuando el tiempo me lo permite, suelo participar al debate de los temas de mi blog con los comentaristas dado el volumen de comentarios me ha sido imposible hacerlo, salvo para responder a alguno que me había interpelado.

Los he leido todos ayer y hoy  con atención y respeto. La mayoría se han mantenido en un tono de discusión respetuoso aunque dolorido al saber que el Rey Juan Carlos, que siempre ha tenido el respeto incluso de los no monárquicos por su defensa de los valores democráticos y de la unión de todos los españoles, se vaya de vacaciones a matar elefantes, mientras España sufre las garras de la crisis.

No comparto los insultos que hacia su persona aparecen en algunos comentarios que no he querido censurar porque yo sufrí ya  en mi carne la censura franquista que decidía arbitrarimente lo que yo podía o no podía publicar. Por ello no elimino ni los insultos a mi persona.

Una cosa sin embargo me ha agradado positivamente del tono de los comentarios de mis lectores: la casi unanimidad en la defensa de los animales y en el disgusto de que se puedan matar por puro gusto a seres como los elefantes que existían en la Tierra antes que nosotros y que están en exticción. 

Quizás no nos demos cuenta, pero ello supone un salto en la conquista de nuestra civilización. Es casi un cambio de paradigma. Existe  un consenso de que tenemos que respetar a los animales porque ellos también  aman y sufren como nosotros. Es el mismo cambio de paradigma que se está abriendo paso en relación con la guerra. 

Hace aún pocos anos, hacer la guerra era un honor. Los hombres exhibían sus medallas y trofeos ganadas en el frente. Hoy no conozco a una familia que se sienta orgullosa de que un hijo suyo vaya a combatir en una guerra. Algo parecido está pasando con la caza, que de ser un deporte de lujo, exhibiéndose los cazadores frente a sus animales sacrificados, pocos se atreven ya a defenderla. Es que ha crecido el consenso del amor por los animales que conlleva un cierto disgusto por la caza como puro deporte, así como crece el consenso contra las corridas de toros.

Quizás se deba a esa conciencia nueva que está creciendo,  el que haya sido mal recibido el hecho del Rey irse a África a matar elefantes, un animal que goza además de la simpatía de grandes y pequeños porque se ha convertido en un símbolo de la defensa de nuestro Planeta amenazado por todas los costados, desde las selvas a los rios, desde el aire que respiramos a nuestros  animales a los que vinimos a acorrarles en lo que era su verdadero territorio cuando nosotros llegamos a él.

Un abrazo a todos.

Majestad, acabo de recibir una carta de un elefante de Botsuana con el ruego de que se la haga llegar. 
No sé aún por qué escogió a este periodista para dicho trámite. Quizás porque los elefantes son uno de los animales con mayor memoria y él recuerde que cuando su Majestad era aún Príncipe y yo trabajaba en los servicios culturales de la RAI-TV en Italia, después de haber prometido no seguir escribiendo para España en protesta contra el proceso de Burgos, durante la dictadura franquista, me pidió para ir a conversar con Usted y su esposa la entonces Princesa Sofía. 

Su Majestad nació en Roma y siempre se había interesado por la política italiana. Quería entonces saber cómo estaban las relaciones entre el Partido Comunista (PC) y la Democracia Cristiana. 

El elefante quizás se recuerde que yo pasé una tarde con sus Majestades los Príncipes en Madrid. Y quizás recuerde algunas cosas que me dijeron entonces. Por ejemplo lo que pensaban del Opus Dei y de los comunistas y de la derecha franquista. Lo que me dijo acerca de que quería ser “Rey de todos los españoles” y que una persona como su Majestad que había recorrido el mundo sólo podría ser un “Rey democrático”. Ah, y también que de lo que más iba a sufrir cuando llegara al trono era de perder su vida privada. Y elogió el que yo hubiera interrumpido mis lazos con la España franquista, para “preservar mi imagen cuando llegara la democracia”.

Quizás se acuerde el elefante, con su prodigiosa memoria, que yo le contaba a su Majestad que el entonces anciano y popular Presidente de la República de Italia, Sandro Pertini, con quien yo tenía buenas relaciones, me decía: “Yo soy socialista y republicano, pero amo a su rey como a un hijo y lo admiro porque ha salvado a España de un golpe militar (el de Tejero)”.

Quizás recuerde que su esposa ya Reina, concedió en España su primera entrevista para Babelia, el suplemento cultural de este diario del que yo era entonces responsable. Y quizás se recuerde también el elefante de que a mano izquierda de donde escribo, tengo en un cuadro el diploma que su Majestad me concedió de la Cruz Militar al Mérito Civil, por el conjunto de mi obra y que mis amigos brasileños, cuando lo ven aprovechan para hacer elogios de su Majestad a quién se le admira en Brasil.

De cualquier modo, con el respeto que me merece su Majestad y lo que ha representado y representa para la consolidación de la democracia en mi país, a pesar de no ser ni monárquico ni republicano, me atrevo a enviarle esta carta del anónimo elefante de Botswana que ha llegado a mis manos.

Elefante con su cría
CARTA DEL ELEFANTE

Señor Rey de España:

Soy un elefante de Botsuana, el país africano en el que me dicen que su Majestad ha estado recientemente para descansar de sus fatigas, cazándonos en un safari. Los elefantes somos mansos, aunque fieros cuando nos atacan. También nuestros dioses, los de la sabana, son dioses buenos, no vengativos, aunque sí celosos de sus habitantes.

Quizás por ello, han querido preservar su vida, importante para su país,  aunque han querido advertirle con su caída y sus fracturas en el campamento desde donde salía para cazarnos, que sería mejor ya para su Majestad que ha  vivido ya más de lo que vivimos uno de nosotros, dedicase su tiempo a otras cosas, en vez de venir a matarnos.

Por ejemplo a seguir a esa España que se está desmoronando económicamente, a ese 52% de jóvenes que sufren el aguijón del paro después de tantos años de estudios, o simplemente a disfrutar de ver a los animales correr y divertirse en su habitad natural, pero sin escopetas, con las manos vacías o llenas de flores.

Nosotros sabemos que no ha hecho nada ilegal viniendo y pagando muchos miles de euros para matar a uno de los nuestros. Se lo permiten las leyes de mi país. Para muchos, matar gratuitamente animales es como lo era antiguamente cazar a lazo a los negros o indios para esclavizarlos.

¿Pero basta que algo sea legal para realizarlo? Existen también las leyes del corazón, no escritas, las de los sentimientos humanos, que dicen por cierto que son superiores a los nuestros y existen ciertos ejemplos que un Rey debe ofrecer de su vida incluso privada.

Su Majestad, desde su primer discurso como Rey, afirmó que quería serlo de todos los españoles. Yo sé que en España hay aún mucha gente que no se importa de ver sufrir o morir a los animales y que hasta se divierte observándolo. Pero existen también millones, sobretodo de jóvenes, que aman a los animales, que quieren protegerles y conviven con ellos. A esos millones de españoles, no creo que les guste especialmente la imagen de su Rey llegando a esta África, que es nuestro territorio, escopeta al hombro, para distraerse disparándonos sin que podamos defendernos.

Nos han dicho, Majestad, que posee una de las mejores colecciones de escopetas de caza que existen. ¿Podemos hacerle una sugerencia? Haga de ellas un museo y anuncie a los españoles, que su Rey ya no va a matar a ningún animal y que los años que aún le queden de existencia- que le deseamos sean aún muchos más de los que nosotros vivimos, los va a dedicar a distraerse a favor de la vida y no de la muerte.

Elefantes con su cría
Sabemos que nosotros, los elefantes, como el resto de los animales, no tenemos derechos. Nacemos para ser cazados y muertos. Pero queremos recordarle que nosotros no hacemos mal a nadie. Somos sensibles y humildes y hasta nos parecemos a ustedes los Homo Sapiens. Dicen los zoólogos que somos de los pocos animales que respetamos a nuestros difuntos y de los pocos que saben reconocerse, como los humanos, en un espejo.

Es verdad que quizás para ustedes los humanos los elefantes seamos inútiles, no somos indispensables para nada, pero, no por ello deben tener el derecho de matarnos. También las monarquías hoy- y lo digo con todo el respeto- aparecen inútiles para muchos y no por eso se hace la caza a los reyes y reinas.

Y hablando de reinas, nos gustaría saber qué piensa su discreta y querida reina Sofía de su amor por la caza de elefantes. Ella como mujer y como madre, debe saber que en nuestra organización en la sabana, vivimos un reino matriarcal. Ellas, las elefantas, organizan y dirigen nuestra comunidad. Son madres amorosas, dan de mamar a sus hijos durante tres y hasta cinco años y sufren como ustedes los humanos cuando se los matan por capricho.

Por último nos gustaría que sus nietos y biznietos, Majestades, un día consiguieran divertirse sin necesidad de venir a África a cazarnos y arrancar nuestros colmillos de marfil para adornar los palacios reales con sus trofeos de muerte. 

Quizás, ni queriendo podrán ya hacerlo porque quedamos sólo 30.000 elefantes en todo el mundo y al ritmo con el que nos matan, sus nietos ya no tendrán como hacerlo, porque habremos sido extintos. Tendrán que conformarse con cazar cucarachas que al parecer tienen un millón de años y resisten hasta a las radiaciones atómicas. Nosotros, no. Somos más grandes, pero más frágiles. Quizás por ello nos amen tanto los niños a los que les gusta divertirse con nosotros. Vivos, no muertos.

Sólo desearle, Majestad, en nombre de nuestros dioses, que se recupere pronto del susto que le hemos dado, que no era para matarle, sino para hacerle pensar que sería mejor para su Majestad, que a la hora de dejar este Planeta, los elefantes que aún estemos vivos, podamos llorar por usted en vez de alegrarnos por haber perdido a un verdugo.

Los vientos de la selva son misteriosos, Majestad. ¿ Por qué no nos regala sus escopetas en vida?

Con respeto y en nombre de todos los elefantes de Botsuana.

Niña con elefante

Día del Ejército Peruano, 9 de diciembre del 2011

9 DE DICIEMBRE DÍA DEL EJÉRCITO

Por Capitán Eloy Villacrez

Alguna vez escuché al soldado Juan Velasco Alvarado, cuando era Presidente del Perú, decir:

“¡Señor! Dame valor para cambiar lo que deba cambiar, serenidad para mantener lo que debe quedar e inteligencia para saber la diferencia.”

El 9 de diciembre recordamos la Batalla de Ayacucho, nació nuestro ejército y se inicio la creación del sentimiento de patria. Hasta ese momento (1824)en nuestro país existían dos estamentos sociales predominantes, el español (criollo) y nuestra organización incásica con el recuerdo de Túpac Amaru y de nuestras tradiciones.

Nace el Perú moderno, en el ejército, los criollos son oficiales, que diseñan una estructura de dominación oligárquica pro española y como tropa a nuestros campesinos. Convivieron estas DOS realidades en cuerdas paralelas, con los oficiales los grupos económicos con fortuna y bienestar, del otro lado la pobreza, la discriminación y la marginalidad.

Vino la Guerra con Chile, la oligarquía abandonó la defensa de nuestra tierra, los que dieron la vida fueron aquellos que habían adoptado al Perú como su Patria, hijos de inmigrantes como Grau, Bolognesi, Cáceres, Pastor Dávila, Ugarte y tantos otros, junto a ellos innegablemente patriotas nuestras huestes campesinas que llevaron adelante la Campaña de la Breña, haciendo una verdadera guerra patria, al punto que Chile ya había decidido retirarse sin firmar tratado alguno como ocurrió con Bolivia, se apoderó de Antofagasta y punto. Nuevamente la traición estuvo presente, Iglesias se prestó a mutilar nuestra heredad, hoy por obra del Gobierno Aprista está enterrado en la Cripta de los Héroes, debe salir de ese santo lugar, sería el mejor homenaje al Ejército.

La institución militar se constituyó de hecho en la única organización nacional que fue simbiosis de las dos realidades, la oligárquica occidental y cristiana y el mundo andino, fue la única organización social que permitió la circulación vertical de personas capaces, desde tropa hasta generales, ejemplos hay cientos por no decir miles.

En esa escuela castrense de valores y patriotismo, germinó la interrelación de aspiraciones, esperanzas y evaluación de injusticias sociales, permitiendo que exista un 03 de octubre de 1968, ese día, los soldados del Perú, anunciamos al mundo que había una sociedad sedienta de justicia social con un sentido de patria que había sobrevivido 3000 años, estructurada por la unión del pueblo con la tierra, dando origen al Pueblo-Fuerza Armada, unidos venceremos, bajo la innegable conducción del soldado Juan Velasco Alvarado.

Avatares, felonías e incomprensiones, frustraron el proceso conocido como LA REVOLUCION MILITAR (68-75). Luego vinieron los neo oligarcas, aplicaron una metodología subliminal, de hacer una lobotomía al cerebro nacional, para que no haya recuerdos de esa etapa y muchos de los que sirvieron a la Revolución Militar, sientan vergüenza, siempre apoyados por una prensa “auto regulada”, al unísono asesinaron mediáticamente a Velasco, no se percataron que esa escotomizaciòn tenía su límite y esa es la realidad que hoy apreciamos, un país con demasiada riqueza en pocas manos y un insultante pobreza en las grandes mayorías. Sin comprender que la pobreza no es un destino ineluctable, sino obra inhumana de una clase neoliberal pro oligárquica parasitaria.

Hay un soldado en la presidencia, elegido con las reglas del juego “democráticas” impuesta por esa neo oligarquía, el gran capital se aterra, por que los militares vuelven al gobierno, exigen que no hayan soldados en los cargos públicos ni en la conducción política, hay miedo, de que vuelva nuestra sociedad a vivir ese sentimiento de cambio que encarnó la Fuerza Armada, buscan enfrentarnos y al parecer lo consiguieron.

Recuerde, Soldado Humala, que Pizarro decía que no vino a evangelizar ni culturizar, vino por el oro, se apoyó en sus armas y en las contradicciones sociales imperantes, para llevarse 400 barcos llenos de oro, hoy hay similitudes con actores diferentes, extranjeros apoyados con las armas nacionales para aplicarlas contra los reclaman la vida. Los pueblos del Perú jamás comprenderán la aplicación de medidas de fuerza para favorecer a una transnacional, que busca la confrontación entre nosotros los hombres de a pie, para que ellos sigan lucrando desenfrenadamente, tenga presente que los muertos no mueren solos, arrastran prestigios y esperanzas

Nadie da lo que no tiene

Quien no puede ser feliz, no puede dar felicidad,
quien no está cómodo en la vida,
no puede hacer que otros se sientan bien.

Por eso hay personas que contagian su felicidad, así como personas que siempre tienen quejas y dejan tras de si un largo rastro de amargura.
No se puede dar lo que no se tiene.

Cuando se piensa en esta frase, de inmediato pensamos en las cosas materiales que cada cual posee, pero esta reflexión no va de eso, es de aquellas personas que viven siempre en forma triste y maldiciendo su “mala suerte”, porque según ellos todo les sale mal. Personas que siempre desean cosas que no están a su alcance, cosas que otros tienen. Personas que cuando algo tienen no saben apreciarlo y sólo piensan que debieran tener más.

Todo sería diferente si esas personas pensaran por unos minutos que la felicidad y el gozo que se puede obtener en la vida, nos las brindan las cosas sencillas, cosas que siempre están a nuestro alcance,como un amanecer, disfrutar de mirar una flor,de ver reír a los niños o simplemente agradecer lo que la vida no ha dado.

Esa clases de personas, por más que les muestres estas cosas no sentirán nada, no tendrán alegría, y no lograrás hacerles sonreír con aquellas cosas que tú disfrutas. Puedes disfrutar de esas cosas porque estás llena de amor, de ilusiones, de esperanza, te sientes contenta por dentro y eso es hace que seas una persona completa.

-Si tienes amor en tu corazón, puedes dar amor-
Y eso sí que es valioso.

Hay quien pensará que si una persona es feliz, es que no tiene problemas. Pero no es así, claro que tiene problemas, sólo que sabe sobrellevarlos y aunque muchas veces el dolor golpee fuerte en su corazón, por ser una persona llena y plena nada logra anular su felicidad, ni su serenidad para ver la vida. Toma todo lo malo como experiencias y sabe salir adelante aun y a pesar de estos problemas cotidianos que la vida nos da cada día.

Lograr la felicidad interior sucede cuando todo tu ser está en completa armonía con todo lo que eres o haces; y mientras más amor repartas hacia el mundo, más grande se hace dentro de ti a modo que puedes repartirlo a manos llenas. Eso te convierte en una persona bien encaminada, alguien que sabe lo que quiere, que conoce sus metas y hacia hasta donde llegar. Ser así te convierte en una de esas personas a las que todos se le acercan, pues son como un imán a la cual todo se le pega, lo bueno y lo malo… Pero sabes salir airoso, pues te has construido firme y sólido.Por eso tú siempre sonríe, vive la vida y cuando veas que quienes te rodean te dan muestras de amor y afecto, tu corazón se llenará de gozo.
Eres feliz. Puedes darlo todo…

Existe ese tipo de personas que no pueden dar porque no tienen nada bueno en su corazón, son pobres de espíritu, no hay alegrías ni amor dentro de ellas; es como un campo árido donde nunca se podrá sembrar, son personas nocivas que viven el cada día amargándose y deseando todo pero no queriendo dar nada. Desgraciadamente hay muchas personas así en nuestras vidas, pueden ser personas cercanas o lejanas, pero siempre hay alguien a quien le cabe como anillo al dedo esta frase: “No se puede dar lo que no se tiene”.

No tiene sentido esperar cosas buenas de este tipo de personas, porque si no saben ser felices, ¿cómo podrían dar a otra persona aquello de lo que carecen?

Por eso en la vida hay etapas que debemos ir quemando para evitar caer en la amargura. Los que viven añorando un pasado, los que sienten que todo el mundo les debe algo, que no es justo que otros sean felices porque ellos no lo son ni lo serán, esos son seres insatisfechos con todo, con la vida, con Dios y con todo el mundo.

Es triste, pero lo mejor es alejar personas así de nuestras vidas, pues de lo contrario, al final terminamos muy mal porque empezamos a ver lo que ellos ven: todo en blanco y negro. – Hay que alejarse-

La vida es alegría, es amor, es dar a manos llenas los talentos que poseemos. Dar amor es un acto que nos hará una mejor persona, única, irrepetible, porque podremos decir “yo sí puedo dar lo que tengo, que no es poco: Me sobra amor, me sobra felicidad. Soy alguien que lucha aun contra la corriente pero derramo felicidad a mi paso”.

Quienes renuncian a las maravillas de la vida y saborear la felicidad de dar amor a otros se pierden en el camino de la tristeza…

Por eso tú siempre sonríe, vive la vida y cuando veas que quienes te rodean te dan muestras de amor y afecto, tu corazón se llenará de gozo.
Eres feliz. Puedes darlo todo…

 

¿Que Hacer con la ratas?

Después la Segunda Guerra Mundial, un joven piloto decidió hacer una peligrosa y larga travesía, utilizando un pequeño avión monomotor. El reto era grande y requería de mucha energía y concentración. Avanzado en su viaje, sus instrumentos comenzaron a comportarse en forma extraña y, al investigar,  se dio cuenta que llevaba una rata en el avión, que estaba royendo los cables.

Esto causaba que los instrumentos dieran lecturas incorrectas, lo cual probablemente tendría como consecuencia que el piloto tomara decisiones equivocadas, que, en su posición, serían fatales. En ese instante recordó algo que le había enseñado su instructor:

– Cuando encuentres ratas en tu vuelo, en vez de gastar tu energía y ponerte en peligro peleando con ellas, ¡elévate! Elévate lo que más que puedas, las ratas no resisten la altura.

Algunas veces tenemos pensamientos y emociones que son como esas ratas. Las ratas en la muchas ocasiones sólo son los fantasmas creados por nuestros miedos. Sólo toma distancia del suelo. Tu pasión es la gasolina de tus sueños, úsala para mirar hacia lo que quieres y no te distraigas mirando hacia lo que no quieres.

Recuerda que puedes dirigir tus controles hacia un universo entero de posibilidades. En vez de estar ocupado y preocupado con una rata, siéntete orgulloso de no dejarte sacar de tu rumbo. Piensa que cuando llegues, no querrás recordar que te gastaste la mitad de tu viaje demostrándole a las ratas quién era el piloto. Recordarás, una vez más, como supiste dejar atrás los obstáculos.

Vuela alto, tan alto como tus sueños, y cuando sientas los vientos y los peligros, no mires para abajo, siempre mira hacia arriba, porque ese es el sitio al que perteneces.

Reflexión al Tiempo

Con el tiempo…
Aprendes que estar con alguien porque te ofrece un buen futuro significa que tarde o temprano querrás volver a tu pasado…

Con el tiempo…
Te das cuenta que casarse sólo porque “te estás quedando” es una clara advertencia de que tu matrimonio será un fracaso…

Comprendes que sólo quien es capaz de amarte con tus defectos, sin pretender cambiarte, puede brindarte toda la felicidad que deseas…

Te das cuenta de que si estas al lado de esa persona solo por acompañar tu soledad, irremediablemente acabarás deseando no volver a verla…

Te das cuenta de que los amigos verdaderos valen mucho más que cualquier cantidad de dinero…

Entiendes que los verdaderos amigos son contados, y que el que no lucha por ellos tarde o temprano se verá rodeado sólo de amistades falsas…

Aprendes que las palabras dichas en un momento de ira pueden seguir lastimando a quien heriste, durante toda la vida…

Aprendes que disculpar cualquiera lo hace, pero perdonar es sólo de almas grandes…

Comprendes que si has herido a un amigo duramente, muy probablemente la amistad jamás volverá a ser igual…

Te das cuenta de que cada experiencia vivida con cada persona, es irrepetible…

Te das cuenta de que el que humilla o desprecia a un ser humano, tarde o temprano sufrirá las mismas humillaciones o desprecios multiplicados…

Aprendes a construir todos tus caminos en el hoy, porque el terreno del mañana, es demasiado incierto para hacer planes…

Comprendes que apresurar las cosas o forzarlas a que pasen ocasionará que al final no sean como esperabas…

Te das cuenta de que en realidad lo mejor no era el futuro, sino el momento que estabas viviendo justo en ese instante…

Aprenderás que intentar perdonar o pedir perdón, decir que amas, decir que extrañas, decir que necesitas, decir que quieres ser amigo…

Ante una tumba…
Ya no tiene ningún sentido…