“Al ‘No’ lo apoyan millones de soles; al ‘Sí’, personas”

“El Apra no es mezquino; los otros partidos, sí: nunca reconocerán la eficiencia de nuestra gestión”, dice Nidia Vílchez, promotora del ‘Sí’ en la revocatoria.

Foto: Mario Zapata.

Foto: Mario Zapata.

Nidia Vílchez,ExMinistra aprista
Autor: Gonzalo Pajares.
gpajares@peru21.com

Nidia Vílchez es una de las promotoras de la revocatoria a Susana Villarán. Aunque ella vota en Huancayo (“vivo en Lima hace unos siete años y tengo un compromiso ciudadano con la capital”, nos dice), en esta charla nos explica por qué el Apra apoya el ‘Sí’.

¿Por qué el Apra apoya la revocatoria?
Porque es un sentimiento popular. Recuerde que, antes de que el Apra participara, la revocatoria ya estaba encaminada.

¿No cree que, por el bien de la institucionalidad democrática, las autoridades elegidas deberían culminar su gestión?
Ese análisis debió hacerse antes de que el Jurado Nacional de Elecciones convocara a la revocatoria, análisis que no le escuché a ninguno de los que hoy defienden el ‘No’. Además, ellos mismos fueron quienes pusieron la revocatoria en la Constitución. ¿Por qué resulta que la revocatoria es buena para sus rivales y no para la señora Villarán? ¿Por qué es buena para las provincias y no para Lima? Hace 15 años que se aplica, y el propio Apra ha tenido alcaldes revocados. Si ya perdimos dos años con Villarán, ¿por qué Lima va a perder dos años más?

¿No hay un malicioso cálculo político por parte del Apra al apoyar la revocatoria?
El ‘Sí’ es apoyado no por el trabajo de los partidos políticos, sino por el sentimiento de inconformidad e insatisfacción de los propios vecinos. Ni la publicidad millonaria ni las encuestas han podido modificar la insatisfacción popular.

¿Es verdad que la revocatoria estaba en marcha antes de que Villarán asumiera el cargo?
Para nosotros ha sido un proceso de discusión que se inició el año pasado en nuestros comités. Entonces dejamos en libertad a nuestros militantes para firmar las planillas o no. Pero, una vez que el proceso de revocatoria fue admitido, decidimos apoyar el ‘Sí’.

¿Alan García promueve la revocatoria?
García es el presidente del Apra y está dedicado a la vida académica. Quienes decidimos apoyar la revocatoria fuimos las bases del partido.

¿Él no influyó?
Él no puede influir en las bases…

Si no puede influir en las bases, deberían sacarlo de su cargo…
Esta decisión ha venido de abajo hacia arriba.

Sorprende su interés municipal. Ustedes retiraron a su candidato a la Alcaldía de Lima…
En los dos últimos procesos electorales –presidencial y municipal–, el Apra cometió dos errores. Hoy estamos pagando las consecuencias de estas decisiones. Quizás, de no haber retirado nuestra candidatura, Carlos Roca sería hoy alcalde. Recordemos que la misma señora Villarán tenía 4% en las encuestas… la municipalidad se la encontró en el camino. Por eso, no ha sabido hacer las cosas.

Es decir, apoyan la revocatoria por la ineficacia de Villarán…
Así es. En esto, las encuestadoras no se han equivocado. Todas señalan que la población apoya la revocatoria por su incapacidad.

La revista Poder ha comparado los dos primeros años de las gestiones de los cinco últimos alcaldes limeños. Resulta que el que menos hizo, el menos eficiente, fue Jorge del Castillo, el alcalde aprista…
Mal de muchos, consuelo de tontos. La señora Villarán tiene una resolución que admite su proceso de revocatoria; los alcaldes anteriores, no. Hablemos de lo que pasa hoy.

¿Castañeda fue eficiente?
Acá no está en discusión si fue eficaz o no. Hoy, el tema en agenda es la revocatoria de la señora Villarán. La insatisfacción contra Villarán es muy grande. Mientras a ella la apoyan millones de soles, al ‘Sí’ lo apoyan millones de personas.

¿Partidos como el Apra no han fomentado esta animadversión hacia Villarán?
Deme una prueba. Nosotros nos hemos dedicado a ver su gestión, no a la persona. Yo, por ejemplo, recuerdo haber pasado momentos muy gratos con ella trabajando a favor de las víctimas del terrorismo. Nosotros no tenemos la culpa de que se le caigan los puentes, los túneles; que se le desborde el río, que diga lo que dijo sobre las señoras de San Juan de Lurigancho, que haga malos contratos, que no sea clara con los peajes, etcétera.

Revocar a Villarán costará 500 millones de soles…
El Comercio ha publicado que la revocatoria costará 20 millones. Y 20 millones son los que la municipalidad ha perdido en arbitrajes por no construir el puente Santa Rosa. Dígame, ¿dónde perdemos más? Mantener a Villarán en el cargo le costaría muchísimo más a Lima que dejarla en el cargo.

Por sus errores, ¿Villarán es la mejor promotora del ‘Sí’?
Solo le pedimos que siga hablando (ríe). Recién después de la revocatoria empezó a ejercer su tarea municipal, pero sigue equivocándose. Por eso, que siga hablando.

AUTOFICHA

– Mi padre es de Yauyos; mi madre, de Puno. Yo nací en Huancayo, el paraíso serrano. Aunque viva en Lima, el provinciano nunca deja de ser provinciano.

– Estudiaba en la Universidad Nacional del Centro pero, por el terrorismo, vine a Lima a terminar mi carrera en la Villarreal. Hice un MBA.

– He tenido el honor de dirigir dos ministerios: el de Vivienda y el de la Mujer. Esto me permitió conocer bien el Perú y a quererlo. También fui congresista.

A %d blogueros les gusta esto: