Nuestro Terruño: QUINCHES QUERIDO

Los años vividos en nuestra patria chica

son los más importantes de nuestra vida

donde se forjan los sueños, donde recoges los frutos
del amor de la familia, la amistad y el apego a todo
cuanto te ha hecho sentir feliz.
A partir de esta edad, tuve que alejarme,
vivir fuera de tu entorno, pero gravé tu
nombre en lo más profundo de mi corazón.
Se enredaron en mis ojos los verdes parajes de eucaliptos y alfalfares,
el color plateado de tus casas, las aceras empedradas recién regadas,
y el olor a humo de los fogones en todas las casas,
y el eco de una canción que mi madre siempre tarareaba,
me hacían tan feliz.
En esas tardes, me acompañaba el olor a pan de leña recién hecho,
de harina limpia, fresca sacada de urcos pampa.
Nunca se fue de mi retina el oleaje que formaba el trigo en su lejanía,
olas verdes que el viento mecía anunciando la siesta, y esa hora
sagrada de reposo obligado para mitigar el calor sofocante.
Recuerdo los cuentos de nuestra querida abuela,
la abuela gordita dulce y guapa una quinchina original.
Nunca he olvidado esa época de mi vida,
la mantuve conmigo acariciando cada vivencia
que, como flores frescas he regado y cuidado
para que nunca se marchiten.
No puedo dejar que se alejen los bellos recuerdos,
cuando a veces intentan alejarse
los busco en el espacio y el tiempo,
y regresan de puntilla como pidiendo
permiso a ese otro tiempo que me ocupa donde mora
lo presente lo florido y sublime Y que hace que se escurra
de mi mente tanto bello recuerdo sin darme apenas cuenta.
Cuando eso ocurre, me noto vacía, como si me faltara
algo que me pertenece y forma parte del alimento
que me nutre, que me mantiene viva.
El tiempo pasa inevitablemente y solemos dar prioridad
al presente, pero el pasado si ha dejado huella no
deja de llamar nuestra atención
como niño pequeño que necesita mimos y juego.
He aquí amor por lo vivido. Me rindo ante ti pueblo querido,
y ante los que se alejaron dejándome un tesoro de bondad, amor y cariño.
Que tu recuerdo no me abandone nunca, que florezca cada día
igual que los campos florecen con el agua de la lluvia.
Esther

4 comentarios

  1. aj ni loocos dejen que ese abanto entre a quinches es un hombre mañoso, agarra chibolas y viejas a pesar de ser casados y con hijos, vive con la vieja venus, la tia ruca de pelo color caca….

  2. jajjaa jtu melodia pronto se acabara para siempre………………

  3. muy bueno este blog hola amigos espero formar parte soy manuel abanto quiroz de radio star autentica mala cañete peru
    http://www.radiostarautentica.blogspot.com
    EN INTERNET EN TIEMPO REAL

    • aj ni loocos dejen que ese abanto entre a quinches es un hombre mañoso, agarra chibolas y viejas a pesar de ser casado y con hijos, vive con la vieja venus, la tia ruca de pelo color caca….

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: