Nada aún está perdido… usa la imaginación

Cuenta una antigua leyenda que en la Edad Media un hombre honorable fue injustamente acusado de haber asesinado a una mujer.

En realidad, el verdadero asesino era una persona muy influyente del reino y por eso, desde el primer momento, se procuró buscar un chivo expiatorio para encubrir al culpable, así que el hombre honesto e inocente fue llevado a juicio, conociendo de antemano que tendría escasas o nulas oportunidades de escapar al terrible veredicto: ¡la horca!.

El juez cuidó, no obstante, de dar al juicio todo el aspecto de justicia, y por ello le dijo al acusado:

Conociendo tu fama de hombre justo y devoto del Señor vamos a dejar en manos de Él tu destino. Vamos a escribir en dos papeles separados las palabras culpable o inocente. Tú escogerás una y será la mano de Dios la que decida tu destino.

Por supuesto, los manejos corruptos habían escrito en los dos papeles la palabra ‘CULPABLE’, y la pobre víctima, aún sin conocer los detalles, se daba
cuenta de que el sistema propuesto era una trampa.
No había escapatoria.

El juez conminó al hombre a tomar uno de los papeles doblados. El hombre respiró profundamente, quedó en silencio por unos segundos, con los ojos
cerrados y, cuando la sala comenzaba a impacientarse, abrió los ojos y con una extraña sonrisa hizo su elección: tomó uno de los papeles y, llevándolo a su boca, ¡se lo tragó rápidamente!.

Sorprendidos e indignados, los presentes protestaron airadamente:

-¿Pero qué hizo? Y ahora, ¿cómo vamos a saber el veredicto?”

Es muy sencillo -respondió el hombre-. Es cuestión de leer el papel que queda y sabremos lo que decía el que yo elegí.

Con rezongos y enojo mal disimulado debieron liberar al acusado y jamás volvieron a molestarlo.

Cuando todo parezca perdido, usa la imaginación.

 

“En los momentos de crisis, sólo la imaginación es más importante que el conocimiento”.
Albert Einstein

Anuncios

A veces hace falta una visión de otra persona

Muchas veces creemos que tenemos todo bajo control. O creemos que lo que hacemos es lo correcto. O sencillamente, creemos que lo que hacen los que nos rodean, es lo correcto.

Muchas veces necesitamos un punto de vista externo, objetivo e imparcial, para que de vez en cuando (de vez en cuando, no todo el tiempo) nos pueda indicar que vamos bien.

Y es que en el ámbito empresarial, desde hace tiempo se aplican auditorías internas y/o auditorías externas para verificar que todo marcha bien.

El problema es que a veces podemos tener una venda en los ojos, o quedamos ciegos ante las actitudes de quienes nos rodean. Y siempre los justificamos de muchas maneras.

  • No pudo venir “porque no tiene tiempo”. (Pero si tiene tiempo para irse de vacaciones o de viaje)
  • Es que no tiene dinero… (Pero tiene un Blackberry, viste de lino italiano, y come en restaurantes todos los días)
  • Tiene otra, pero a mi es a quien ama de verdad…
  • Me ha dejado ya 4 veces, pero es que nos amamos. Y siempre que regresa lo acepto.

Siempre hay circunstancias que consideramos que justifican actuaciones, pero que pasadas a través del tamiz de una opinión externa o imparcial, vemos que no es así.

Y vivimos ciegos por toda la vida. O hasta que se nos cae la venda. Si alguien nos ayuda a tumbarla…

Genocidio en la Selva Amazónica del Perú

Quiénes son, qué quieren y por qué viven, luchan y mueren los indígenas del Amazonas
Hugo Blanco, especial para Econoticiasbolivia

Comienzo señalando una diferencia entre la “modernidad” y la cosmovisión indígena: El mundo civilizado ve el pasado como algo superado. “Primitivo” tiene implicancia peyorativa. Lo moderno, lo último, es lo mejor. En mi idioma, el quechua, “Ñaupaq” significa “adelante” y a la vez “pasado”. “Qhepa” significa “posterior”, en el lugar y en el tiempo. No miramos con desprecio el pasado, aprendemos mucho de su ética.

Ahora vemos que “el progreso” está llevando a la extinción de la especie humana a través del calentamiento global y de muchas otras formas de ataque a la naturaleza.

¿Qué son los pueblos amazónicos?

La población amazónica peruana abarca al 11% de la población. Habita la más extensa de las tres regiones naturales del Perú (costa, sierra y selva), ocupa el norte, centro y sur orientes. Habla decenas de lenguas y está compuesta de decenas de nacionalidades.

Los habitantes de la selva sudamericana son los indígenas menos contaminados por la “civilización”, cuya etapa actual es el capitalismo neoliberal.

No fueron conquistados por el incanato, tampoco los invasores españoles los dominaron. El indígena serrano rebelde Juan Santos Atawallpa, al ser acosado por las tropas españolas, se replegó a la selva, al seno de esos pueblos, una de cuyas lenguas había aprendido, las fuerzas coloniales no consiguieron vencerle.

En la época de la explotación del caucho ingresó el capitalismo a la selva donde redujo a la esclavitud y masacró a poblaciones nativas, por esa razón muchas de ellas se mantienen hasta hoy en aislamiento voluntario, no desean ningún contacto con la “civilización”.

Los hermanos amazónicos no comparten los prejuicios de origen religioso del “mundo civilizado” de cubrirse el cuerpo con trapos aunque haga un calor intenso. La fuerte ofensiva moral de los misioneros religiosos y las leyes que defienden esos prejuicios han conseguido que algunos de ellos deban cubrirse partes del cuerpo, especialmente cuando van a las ciudades.

Se sienten integrantes de la Madre Naturaleza y la respetan profundamente. Cuando tienen que cultivar no hacen sembríos de un producto. Despejan un lugar del bosque, ponen en él diferentes plantas de distinta contextura, de diferente ciclo vital, juntas, imitando la naturaleza. Un palto o aguacate y enredado en él una calabaza, al lado un plátano, maíz, yuca (mandioca), una palmera de frutos comestibles. Luego de un tiempo devuelven ese lugar a la naturaleza y abren otro lugar para el cultivo.

Salen de cacería y recolección, cuando ven algo digno de ser cazado lo hacen, pasan por su cultivo, si ven que algo está maduro, lo recogen, si notan que hay que hacer algún arreglo lo hacen, después de un tiempo regresan a su vivienda, no se puede afirmar si han estado paseando o trabajando.

Beben el agua de ríos y arroyos y también se alimentan de peces.

Inclusive los indígenas serranos, más contaminados por la “civilización” les califican de ociosos, no quieren “progresar”, sólo quieren vivir bien.

Habitan chozas colectivas. No hay “partidos” ni votaciones, su organización social y política es la comunidad. No manda el jefe, manda el personaje colectivo, la comunidad.

Ellos han vivido ahí desde milenios antes de la invasión europea, milenios antes de la constitución del Estado Peruano que jamás les consultó para elaborar sus leyes con las cuales ahora les ataca pretendiendo exterminarlos.

Las empresas multinacionales

Esa vida apacible como parte de la naturaleza ahora se ve agredida por la voracidad de las empresas multinacionales: Extractoras de petróleo, gas y minerales, depredadoras de los bosques.

A esas empresas, como reza la religión neoliberal, no les importa la agresión a la naturaleza ni la extinción de la especie humana, lo único que les interesa es la obtención de la mayor cantidad de dinero posible en el menor tiempo posible.

Envenenan el agua de los ríos, arrasan los árboles convirtiéndolos en madera: Matan la selva amazónica, madre de los nativos amazónicos. Eso es también matarlos a ellos.

Hay abundante legislación peruana que los protege, entre otras el convenio 169 de la Organización Internacional de Trabajo (OIT) que es ley de nivel constitucional pues fue aprobada por el Congreso. Ese convenio estipula que cualquier disposición sobre los territorios indígenas debe ser consultada con las comunidades. También existen leyes de protección del medio ambiente.

Pero la legislación peruana es apenas un pequeño obstáculo para las grandes compañías que mediante el soborno logran poner a su servicio a todo el Estado Peruano: Presidente de la República, mayoría parlamentaria, Poder judicial, Fuerzas Armadas, Policía, etc. Los medios de comunicación también están en sus manos.

Al servicio de esas empresas que son sus amos, Alan García ha elaborado la teoría del “perro del hortelano”. Señala que los pequeños campesinos o las comunidades indígenas, como no tienen grandes capitales que invertir, deben dejar el paso libre a las grandes compañías depredadoras de la naturaleza como las compañías mineras en la sierra y las extractoras de hidrocarburos en la selva. En todo el territorio nacional deben dejar el paso libre a las grandes compañías agroindustriales que matan el suelo con el monocultivo y los agroquímicos y que trabajan productos de exportación y no para el mercado interno. Según él esa es la política que se necesita para que el Perú progrese.

Para implementar esa política obtuvo del Poder Legislativo la autorización para legislar, según dijo para adecuarnos al Tratado de Libre Comercio (TLC) con EEUU.

Esa legislación fue una catarata de “Decretos Ley” contra la organización comunal de indígenas de la sierra y de la selva, pues la organización colectivista estorba el saqueo imperialista y abrió las puertas a la depredación de la naturaleza con el envenenamiento de los ríos, la esterilización del suelo con el monocultivo agroindustrial con el uso de agroquímicos y el arrasamiento de la selva con la extracción de hidrocarburos y madera. Aunque la depredación ya lleva tiempo, los D.L la legalizan y agudizan Por falta de espacio no he de hacer un análisis de esos decretos leyes, quien lo requiera que busque otras fuentes.

Reacción indígena

Naturalmente indígenas de la sierra y la selva reaccionaron contra ese ataque y realizan muchas valientes luchas.

Pero es indudable que los indígenas menos contaminados, los que mejor conservan los principios indígenas de amor a la naturaleza, de colectivismo, de “mandar obedeciendo”, del “buen vivir”, son los amazónicos, quienes están a la cabeza de las luchas.

La mayor organización de los indígenas amazónicos es la Asociación Interétnica de la Selva Peruana (AIDESEP) que tiene bases en el norte, centro y sur de la amazonía peruana. Exigen la derogatoria de los D.L. que afectan su vida impulsando la contaminación de ríos y la tala de bosques.

Su método de lucha consiste en interrupción de vías de transporte terrestre, interrupción del transporte fluvial, muy usado por las empresas multinacionales, toma de instalaciones, toma de un campo de aviación. Cuando viene la represión se repliegan denunciando que el gobierno lo que quiere es represión y no diálogo.

En agosto del año pasado obtuvieron un triunfo logrando que el congreso derogara dos decretos ley antiamazónicos.

Este año iniciaron su lucha el 9 de abril. El gobierno con maniobras evitó debatir con ellos. Y con más maniobras evitó que el parlamento discutiera la inconstitucionalidad de un decreto ley que la comisión parlamentaria encargada de estudiarlo encontró anticonstitucional.

5 de junio

El 5 de junio, día mundial del medio ambiente, fue elegido por Alan García para desfogar su rabia anti-ecológica contra los defensores de la amazonía.

Usó al cuerpo policial especializado en la represión a los movimientos sociales, la Dirección de Operaciones Especiales (DIROES).
Fueron atacados los hermanos awajun y wampis que bloqueaban la carretera cerca de la población de Bagua. A las 5 de la mañana comenzó la masacre desde los helicópteros y desde tierra. No se sabe cuántos son los muertos. Los policías no permitían la atención a los heridos, a quienes tomaban presos, ni el levantamiento de los cadáveres por los familiares.

Paso la palabra a Juan, quien estuvo en Bagua:

Por asuntos netamente laborales, el día de ayer tuve la oportunidad y el “privilegio” de estar por algunas horas en las ciudades de Bagua Chica y Bagua Grande, el ambiente que se respira es tenebroso, las “historias” que se cuentan son macabras y hasta inverosímiles, pero las personas que lo cuentan son personas que vivieron el terror, son testigos privilegiados de la otra realidad que el Perú oficial, los medios de comunicación, están tratando de ocultar, porque tuve la oportunidad de ver a varios reporteros de canales como el 2, 4, 5, 7, 9 etc. etc. pero no se dice nada de lo que la gente, testigos presenciales, repiten con insistencia y hasta el cansancio de la matanza que se produjo el viernes 05.

Dicen los bagüinos, prácticamente el 100% con los que conversé, producidos los enfrentamientos, controlada la situación, los cadáveres de los nativos quedaron regados por toda la carretera próxima y en las inmediaciones de la Curva del Diablo, la policía tomó el control, de inmediato se declaró el toque de queda, empezó el apilamiento de los cadáveres, la cremación en plena carretera, otros fueron traslados a lugares no determinados, ni ubicados, embolsados y trasladados a los helicópteros de la policía que en un número de hasta 3 apoyaron el operativo. Muchos de estos cadáveres de humildes peruanos fueron arrojados a los ríos Marañón y Utcubamba. Los mestizos de Bagua Chica y Bagua Grande estiman en un mínimo de 200 a 300 muertos de civiles.

Dicen que los hombres no lloran o no deben de llorar, soy un hombre hecho y derecho, en mi vida adulta sólo lloré en tres oportunidades, cuando fallecieron mis padres y dos de mis hermanos mayores, pero anoche viendo el reportaje de enemigos íntimos y recordando lo que en el día y la tarde de ayer fui testigo, les confieso que me puse a llorar como un niño.

Para mí no hay distinción entre los muertos buenos y malos, tanto los nativos y los policías, son seres humanos, los únicos culpables de este horrendo crimen contra la humanidad son los políticos, muy especialmente el APRA, y los fujimoristas.

Amigos y compatriotas, no seamos indiferentes al dolor de nuestros hermanos nativos amazónicos, hagamos llegar nuestra protesta a los medios de comunicación que manipulan, esconden y tergiversan la información, pidamos que los responsables políticos del gobierno aprista sean sancionados, que los decretos en su totalidad sean derogados ¡¡¡¡Ahora!!!!

Muchas gracias por haber leído mi experiencia.

La Asociación Pro Derechos Humanos (APRODEH) relata: Familiares y amigos buscan personas que podrían encontrarse refugiadas. Van a buscarlos a Bagua Grande, Bagua Chica y al cuartel Militar El Milagro y no los encuentran“. Llama la atención sobrela poca o nula información que dan las autoridades a los familiares”. Además, Aprodeh informó de la existencia de 133 detenidos y 189 heridos.

Mencionó también que las personas detenidas en el cuartel El Milagro se hallan en esta instalación militar desde hace 7 días sin una papeleta de detención que respalde esta privación de la libertad. Se comprobaron maltratos hacia algunos detenidos.

Los hermanos amazónicos se defendieron con lanzas y flechas; luego usaron las armas arrebatadas a los agresores. La ira hizo que tomaran una instalación petrolera en la que capturaron a un grupo de policías a quienes condujeron a la selva, ajusticiaron a algunos de ellos.

La población mestiza urbana de Bagua indignada por la masacre asaltó el local del APRA, el partido de gobierno y oficinas públicas, quemando sus vehículos. La policía asesinó a varios pobladores, entre ellos niños.

El gobierno decretó suspensión de garantías y toque de queda a partir de las 3 p.m.

Amparados por estas medidas los policías entraban a las casas a capturar nativos refugiados en ellas. Muchos de ellos debieron refugiarse en la iglesia.

No se sabe el número de presos y éstos no pueden tener el auxilio de abogados.

Se menciona centenares de desaparecidos.

Solidaridad

Afortunadamente la solidaridad es conmovedora.

En el Perú se ha organizado un frente de solidaridad.

El día 11 hubo manifestaciones de protesta por la masacre en varias ciudades del país: En Lima, que tradicionalmente se encuentra de espaldas al Perú profundo se menciona 4,000 personas, que hicieron la marcha bajo la amenaza de 2,500 policías, hubo enfrentamiento cerca del local del Congreso de la República.. En Arequipa más de 6 mil, en la zona de La Joya hubo bloqueo de la carretera Panamericana. En Puno hubo paralización de actividades, se atacó la sede del partido de gobierno. Hubo manifestaciones en Piura, Chiclayo, Tarapoto, Pucallpa, Cusco, Moquegua y muchas otras ciudades.

En el exterior son numerosas las acciones de protesta frente a las embajadas peruanas, tenemos noticias de Nueva York, Los Ángeles, Madrid, Barcelona, París, Grecia, Montreal, Costa Rica, Bélgica, entre otras.

Ha levantado su voz de protesta la encargada de asuntos indígenas de la ONU.

También se ha manifestado la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

Hay periódicos del exterior que denuncian la masacre, como La Jornada de México.

La cólera aumenta por las declaraciones de Alan García a la prensa europea de que los nativos no son ciudadanos de primera categoría.

La lucha continúa

La selva sigue movida:

En el norte,Yurimaguas.

En el centro, Chanchamayo, Satipo.

En el sur la zona Machiguenga del Cusco.

Y otras regiones.

Los hermanos amazónicos y quienes les apoyan exigen la derogatoria de los decretos leyes 1090, 1064 y otros, que abren las puertas a la depredación de la selva.

A pesar de que la comisión del parlamento encargada del tema dictaminó la derogatoria de algunos decretos leyes por ser anticonstitucionales, la cámara optó por no discutirlos y declararlos “en suspenso” como quería el APRA. A 7 congresistas que protestaron por esta irregularidad los suspendieron por 120 días, de modo que la ultraderecha del parlamento (APRA, Unidad Nacional y el fujimorismo) tendrá en sus manos la elección de la próxima mesa directiva del parlamento.

El gobierno ha creado una “mesa de diálogo” en la que se excluye al organismo representativo de los indígenas amazónicos, AIDESEP, cuyo dirigente ha tenido que refugiarse en la embajada de Nicaragua pues el gobierno lo acusa de los crímenes del 5 de junio ordenados por Alan García.

La lucha amazónica ha de continuar, exigiendo el respeto a la selva.

Los nativos amazónicos saben que lo que está en disputa es su propia supervivencia.

Esperamos que la población mundial tome conciencia de que ellos están luchando en defensa de toda la especie humana, ya que la selva amazónica es el pulmón del mundo.

La singularidad del alumno en la estrategia educativa

Por Edistio Cámere

La propia dinámica de la relación docente-discente, que reclama de lo temporal y de la recurrencia, permite que el profesor se ‘encuentre’ con las características singulares, a la par que distintas, de cada alumno. No percibirlas, asumiendo uniformidad, no sólo atenta contra un hecho evidente sino que entraña una falta de compromiso; sobre todo con la esencia misma de la educación y no con el alumno.

Cada alumno se muestra tal como la espontaneidad propia de su edad lo facilite. En cierto sentido, el docente es el destinatario de lo que el alumno revela y expresa, que además lleva el sello que lo distingue. No sólo el alumno -en el ámbito del aula- revela lo que aprende, el modo cómo lo hace, sus habilidades cognitivas; también manifiesta sus intereses, sus dudas y sus interrogantes en torno a una materia, o más específicamente con relación a las indicaciones. Asimismo, expresa actitudes, postura ante las normas, motivaciones, modos de ser y modos de relacionarse con sus compañeros. 

En suma, a través de su rol o función como estudiante, éste se revela como persona singular e irrepetible. Sin embargo, esta revelación puede correr el riesgo de no ser aquilatada en su real dimensión. Precisamente, en el mismo escenario del aula yace el obstáculo para que el revelarse del alumno no se aprecie debidamente. Esto ocurre cuando en la conducción de la clase se privilegian funciones, tendencias en los avances y uniformidad en el comportamiento.

Obviamente, aquí no se postula a un desgobierno y menos a una enseñanza individualista. Simplemente se quiere hacer notar, con García Hoz, que “personalizar la educación consiste en admitir y cuidar la singularidad e irrepetibilidad; y en consecuencia procurar maximizar y extraer lo mejor de cada alumno, no para su propio usufructo sino que contribuya al bien común con su huella y estilo”. En resumen, es necesario que el docente, sin descuidar la conducción y enseñanza grupal, se abra a las diferencias individuales y las incorpore en sus estrategias y planes educativos.

Y, ¿cómo se hace?

Ahora bien, la pregunta que no se hace esperar es la siguiente: ¿Cómo puede el profesor advertir la singularidad dentro de una clase con más de treinta alumnos? En primer lugar, debe querer e intencionalmente buscarlo; segundo, y no menos importante, es que el docente domine la materia que imparte. Este hecho es fundamental porque el profesor, al dictar clase y estar pendiente de lo que tiene que decir -es decir, dominar su materia-, recorre con la mirada, uno a uno, los rostros de sus alumnos, estableciendo una comunicación cuasi personal con cada uno de ellos. 

En cierto sentido se convierte en un emisor que, si bien trasmite como mensaje contenidos curriculares, capta a su vez de los receptores mensajes por el mismo canal pero en ‘otra frecuencia’. Es decir, capta la respuesta de los alumnos con arreglo a cómo les afecta lo recibido y en orden a sus propias necesidades e intereses, que no siempre sintonizan con lo que sucede en ese momento en el aula.

Toda esa ‘información’ que el docente recoge con su mirada -modo eficaz de relacionarse con todos y cada uno de los alumnos- será luego materia para el análisis y la reflexión. Basta con que revise las reacciones, las interrogantes, los comportamientos que ha tenido cada uno de los alumnos durante cada clase para que pueda encontrar la palabra de aliento, la pregunta personal adecuada, la estrategia personal ideal… las cuales podrá aplicar en la siguiente reunión. Ciertamente, en una hora académica no se podrá captar lo propio de cada alumno; pero si hay la intención se logrará mucho. La ventaja de las escuelas es la reincidencia o recurrencia del encuentro; en consecuencia, las posibilidades del profesor serán siempre actuales.

 La ‘eminencia’ de cada uno

Pensar para conocer y conocer para evaluar con sentido histórico es la clave para descubrir la ‘eminencia’ de cada estudiante. Ernesto Sábato cuenta de un profesor que tuvo mucho significado en su vida. Solía viajar con la maleta llena de deberes por corregir y corregidos. En cierta ocasión el escritor le preguntó, apenado de ver cómo pasaba los años en tareas menores, “¿Por qué, don Pedro, pierde el tiempo en esas cosas?” Y el profesor, con amable sonrisa, le respondió:  “Porque entre ellos puede haber un futuro escritor”.

Es educativamente importante tener la certeza de que “cada hombre, cada chico también, es superior a los demás, ‘eminente’ en algún aspecto o manifestación de la vida o actividad. Puede ser eminente en una tarea escolar, y esto es propio de los sujetos de alto rendimiento; pero puede ser eminente también en quehaceres o actividades extraescolares dentro del mismo colegio, por ejemplo: juegos, deportes, liderazgo, capacidad de servicio… El conocimiento de las capacidades de cada alumno servirá para fomentar actividades que permitan una mayor y mejor aplicación de estas. Ello será, al mismo tiempo, una importante motivación del estudio personal. El conocimiento de los puntos débiles -por parte del profesor- llevará a una menor exigencia -por comprender mejor al alumno- y mayor ayuda en las tareas relacionadas con estas deficiencias” (García Hoz). 

¿Cuánto nos cuesta la corrupción?

La historia del Perú ha sido la historia de sucesivos ciclos de corrupción seguidos por muy breves periodos de reforma anticorrupción detenidos por el peso de vastos intereses personales contrarios a frenar la corrupción. Alfonso Quiroz calcula que entre lo años 1,820 y 2,000 las pérdidas directas e indirectas para el estado por corrupción, malversación, colocación ineficiente o improductiva de fondos con fines de corrupción, equivalían continuamente  entre el 30% y 40% del presupuesto nacional; entre el 3 y 4% del PBI al año.
(Corrupt Circles: A history of unbound graft in Peru, 2008, Pag. 432)

 

Si para lograr el desarrollo del país se requiere un crecimiento anual entre 5 y 8% del PBI, estamos hablando de una pérdida del 50% de los recursos necesarios para llegar al nivel de país desarrollado. A ello se suman los costos no monetarios de convertir la corrupción en un componente estructural endémico del quehacer político y público del país, un factor de motivación para los golpes militares y la instalación de gobiernos autoritarios y dictaduras que agregan más impedimentos a nuestro ideal de sociedad formal, disciplinada, respetuosa del estado de derecho, la democracia y los derechos humanos.

 

Esta presencia sistemática de la corrupción estaba íntimamente ligada a la tradición política e institucional que centralizaba el control del patrimonio nacional y los poderes ejecutivos, sin el correspondiente control y rendición de cuentas.

 

¿Se imaginan que ese 3% del PBI robado por la corrupción se hubiera invertido sistemáticamente en la educación para llegar al 6% del PBI como lo hicieron los países desarrollados? El Perú podría tener hoy la mejor educación del mundo. Lamentablemente, tenemos una de las peores, gracias a la corrupción.

 

¿Todavía es posible sostener que a un gobierno que haga obras se le puede perdonar la corrupción? ¿Que malversar con obras públicas, coimear a los ofertantes en licitaciones, comprar los bienes y servicios que dejen la mayor tajada –aunque no sean los apropiados-  es perdonable por compensación de las obras que sí quedan visibles?

 

Pensemos en lo que se dejó de hacer por la corrupción. Quizá eso oriente mejor nuestros futuros votos.

 

Artículos afines

 

Corrupción para hacer justicia
http://www.trahtemberg.com/articulos/1536-corrupcion-para-hacer-justicia.html

 

¿Corrupción en evaluación de docentes?
http://www.trahtemberg.com/articulos/1495-icorrupcion-en-evaluacion-de-docentes.html

 

Sin corrupción, gana Fujimori
http://www.trahtemberg.com/articulos/588-sin-corrupcion-gana-fujimori-.html

 

Corrupción: Normal no más……
http://www.trahtemberg.com/articulos/728-corrupcion-normal-no-mas.html

 

Maestría en la lucha anticorrupción
http://www.trahtemberg.com/articulos/1007-maestria-en-la-lucha-anticorrupcion.html

 

Aldo Mariátegui y la invalidez mental

Hace unos días ya venía escuchando referencias de este señorito hasta que recordé su ataque certero contra una congresista quechua hablante en Perú por no saber escribir en castellano, ataque que en tono de burla lanzó una clarinada de alerta sobre las bajas pasiones que tenía guardadas este inefable ser.

Y es que en los últimos días ha cobrado cierta notoriedad este señorito al enfilar sus baterías en la antigua izquierda peruana y en el ex presidente Alejandro Toledo, así como en todo aquel que ose esgrimir algunas palabras ó razones en contra del corrupto reo convicto Fujimori.

Pues si, resulta muy extraño que de Fujimori no diga absolutamente nada el tipo este y lo peor que sus fundamentos denigrantes rayan con lo discriminatorio y con la burla al tratar de minimizar al ciudadano de rasgo indígena, si analizan los diversos escritos de Mariátegui se van a dar cuenta que todo va por colocar al indígena y al izquierdista como incultos, iletrados, títeres, vagos, borrachos y tontos útiles; asi siempre ha sido la visión del criollo, siempre ha minimizado al indio, siempre, históricamente.

Así como el señrito Mariátegui la educación escolar en el Perú durante décadas nos mostro a un indígena tonto, bobo, nos enseñaron que 100 españoles sometieron a 12 millones de incas en un sólo día, nos enseñaron que los indio eran ladrones, que los indios eran los malos, ahora, ya en el siglo XXI y después de haber avanzado grandemente en la conciliación de nuestra sociedad, aparece este fascista a querer imponer el odio nuevamente.

Pero esto sólo tiene un afán, el de perpetuar la corrupción en el Perú, el seguir con una agenda equivocada que hoy le pasa factura a sociedades “modernas” como la estadounidense y que sólo logran división y odio, Aldo Mariátegui no ha aprendido que en estos tiempos ya no existe el imperio de la ley impuesto por el más poderoso y que el más poderoso ya no es el criollo o blanquito. El imperio de la ley en una sociedad moderna no es excluyente, el imperio de la ley en una sociedad moderna no denigra al menos privilegiado.

Aldo Mariátegui debe aprender que el también es un ser humano y que tergiversación no es de moralidades fuertes ni de honrados, que la izquierda no es sinónimo de “terrorismo” y que la tolerancia le va a convenir hasta a él mismo, tiene que aprender que esa izquierda de la que tanto se burla y a la que parece odiar tiene fundamentos en la ideología de su abuelo José Carlos Mariátegui y que ahi no se contempla ningún autoritarismo ni caudillaje.

Aldo Mariátegui tiene que aprender que los extremos son malos, tanto de derecha como de izquierda, así no puede confundir el fanatismo con la ideología veraz, sino a él mismo se le podría calificar de terrorista mediático, él tiene que aprender que la exclusión social genera odio y que esta exclusión social fue el principal caldo de cultivo de la lacra terrorista llamada Sendero Luminoso, no se da cuenta este señorito que su verbo inflamado sirve de combustible para esto, lo creí inteligente pero me doy cuenta que no lo es.

No lo es, no es capaz de hacer un análisis concienzudo de la situación social y política del Perú, no es capaz de ver que gobiernos como el de Toledo le devolvieron la institucionalidad al Perú y que su responsabilidad fiscal hizo que el país despegue económicamente y ahora se goce de esto y que el mismo disfrute de sus frutos, no es capaz de darse cuenta que una institución como la Sunat no puede tener un poder supra judicial porque su jefatura es nombrada por el gobierno de turno y puede ser utilizada de manera imparcial tal como sucedió en el gobierno corrupto de Fujimori.

No es capaz de darse cuenta que la única y verdadera “mierda” es la que emana de sus cuerdas vocales al  denigrar a personas por su nivel intelectual ó porque llevan polleras, pues si eso le da verguenza entonces que se vaya a vivir a Inglaterra ó a Estados Unidos donde de seguro comenzaría a vomitar en contra del presidente Obama y de seguro ya se hubiera inscrito en el retrógrado nuevo movimiento ”Tea Party” madriguera de odiadores racistas xenófobos.

El Perú señores ya no está para ningún tipo de odiadores, el Perú necesita seguir conciliando a su sociedad y seguir eliminando la exclusión social, sólo así se va a caminar hacia el desarrollo y sólo así se van a ir eliminando paulatinamente a a quellos asuzadores políticos que se aprovechan de lo mínimo para tomar y bloquear carreteras para frenar lo que ellos piensan es el beneficio de sólo unos cuantos.

¡Ah! y si no fuera por Claudia Cisneros nunca hubiera visto el noticiero donde aparece este tipo.

LA SEMANA SANTA EN QUINCHES PROVINCIA DE YAUYOS

QUINCHES ES UN PUEBLO CATÓLICO DESDE SUS RAÍCES EN TODAS SUS CONSECUENCIAS, LOS FIELES APOYADOS DE UNA SÓLIDA FORMACIÓN RELIGIOSA Y ALIMENTADOS POR LA RECEPCIÓN FRECUENTE DE LOS SACRAMENTOS CELEBRAN CADA AÑO LOS GRANDES MISTERIOS DE NUESTRA FE.
QUINCHES REALIZA CON FERVOR RELIGIOSO LA SEMANA SANTA COMO TODOS LOS AÑOS


La Parroquia de Quinches pertenece a la Prelatura de Yauyos, Cañete y Huarochiri. Quinches, se llena de emociones al participar activamente en estas “fiestas” de Semana Santa. Es que Quinches es un pueblo católico desde sus raíces en todas sus consecuencias, los fieles apoyados de una sólida formación religiosa y alimentados por la recepción frecuente de los sacramentos celebran cada año los grandes misterios de nuestra fe.

Y esto se debe a los misioneros y sacerdotes que han dejado sus vidas, sus obras por estas tierras. Entre ellos sacerdotes españoles como los Padres: Julián Herranz y José María Inyestos ambos ya en el cielo. Y en la actualidad hay que destacar el trabajo pastoral del Padre Manuel Escate Padilla.

Quinches es un pueblo de fé recia como su geografía, como sus cerros y clara como su rio “Malagto”. Donde se ha implantado una profunda fé religiosa. Hay que saludar la destacada participación de organizaciones religiosas que han tenido el impulso de agruparse en cofradías que muchas de ellas participan activamente como la Virgen del Rosario, las hijas de Maria, de la Virgen Purísima, de San Roque, entre otros.

En estos tiempos como antaño se desarrolla con toda normalidad y cumpliendo con la tradición cristiana, pero con mucha fe, con mucha devoción se desarrolla la semana santa en Quinches. En ella se realiza diariamente las confesiones, la Solemne Misa Crismal, la Eucaristía, consagración y bendición de los óleos, entre otras actividades religiosas. Los jóvenes participan activamente al confeccionar su santo palo en los varones y las mujeres derramando pétalos de flores silvestres de nuestra zona. Arman sus andas de los Santos Apostoles para el encuentro del miércoles Santo.

Hoy en día el pueblo de Quinches es de una profunda fé católica y tradición religiosa. La parroquia Apóstol Santiago de Quinches, celebra los “ritos” tradicionales de Semana Santa, es decir los actos litúrgicos como:
1.- Viernes de Cuaresma y Viernes dolores
2.- Domingo de Ramos
3.- Miércoles santo se realiza la procesión del Nazareno y su encuentro con la Virgen María.

4.- Jueves Santo se realiza la exposición del Santísimo, el lavado de pies, la vía crucis, antes la Solemne Misa de la Cena del Señor; finaliza con la Representación de la Pasión, luego la adoración al Santísimo.
5.- Viernes Santo se realiza la Celebración Penitencial y Sermón de las Siete Palabras; luego viene la Solemne Acción Litúrgica la ceremonia de desclavación y procesión del santo sepulcro, en hombros de la “Sociedad de los Santos Varones” por la Plaza de Armas. En la que se obsequia al publico el “RELICARIO”.
6.- Sábado de Gloria, se realiza la misa crismal Solemne Vigilia Pascual, bendición del Fuego, bendición y procesión del Cirio Pascual, lecturas de la Sagrada Escritura, letanías de los santos, bendición del Agua Bautismal, solemne Misa de Resurrección del Señor.
7.- Domingo de Resurrección, procesión de Cristo Resucitado.