Colecta “Compartir” del 2009 será para reconstruir templos y capillas de Yauyos afectados por terremoto en Ica

huampara iglesia

La campaña “Compartir” que realiza anualmente la Conferencia Episcopal Peruana (CEP) será destinada este año a la reconstrucción de los templos de Cañete, Ica, Pisco, Chincha y Huancavelica, que fueron seriamente afectados en el terremoto de agosto del 2007.
Así lo indicó hoy monseñor Lino Panizza, obispo de Carabayllo y presidente de la referida campaña, quien manifestó que de manera simbólica se espera conseguir con la colecta pública y parroquial cerca de 500 mil nuevos soles.
Explicó que se busca ayudar a reconstruir y recuperar 47 templos en la Prelatura de Yauyos, 35 templos den la Diócesis de Ica, además de 102 capillas y 20 casas parroquiales, así como templos de Castrovirreyna y Huaytará en la Diócesis de Huancavelica.
Refirió que a través del llamado “Reconstruyamos la Casa de Dios”, la XX Campaña Compartir invita a la ciudadanía a fortalecer y animar la fe de los pobladores debido a que después del fuerte sismo aún no han logrado recuperar la mayoría de templos, capillas y casas parroquiales.
La Colecta Nacional Pública es el 21 de agosto y la Colecta Parroquial el 23 de agosto. El público podrá depositar su colaboración en el Banco de Crédito en la cuenta en soles 193-0691233-0-50 ó en la cuenta en dólares 193-0730120-1-59.
El también Secretario General de la Conferencia Episcopal Peruana dijo que el motivo principal es buscar la toma de conciencia y seguir comprometiendo tanto al Estado, la sociedad civil y a la iglesia peruana a favor de los damnificados que aún siguen teniendo necesidades. Recordó que después del terremoto la iglesia fue la institución que más se entregó a la ayuda humanitaria y la reconstrucción a través de instituciones como Caritas, los obispados y universidades.
Cifras
Después del sismo, 11 templos de la Prelatura de Cañete-Yauyos Huarochirí colapsaron, 21 quedaron inhabitables y 7 afectados; ocho están en obras.
En la Diócesis de Ica, de un total de 35 templos parroquiales, 15 quedaron destruidas y 6 parcialmente dañadas (14 en mantenimiento). En cuanto a capillas, de un total de 102, 19 quedaron destruidas, siete están parcialmente dañadas y 76 en mantenimiento. Trece de un total de 20 casas parroquiales quedaron destruidas.
En la conferencia de prensa también estuvieron presentes monseñor Adriano Tomasi, Obispo Auxiliar de la Arquidiócesis de Lima; monseñor Héctor Vera Coloma, obispo de Ica; y el reverendo Edmundo Hernández, Félix Cuzcazo (Prelatura de Yauyos); y el secretario general de Cáritas del Perú, Jorge Lafosse Quintana.
Sólo la histórica iglesia de Luren necesitaría 10 millones de soles para su nueva edificación, al igual que la desaparecida Catedral de Ica. La iglesia de San Clemente (Pisco) requeriría unos ocho millones de soles.
Un total de 35 parroquias de Chincha, Pisco, Palpa, Nazca, Ica y Nazca tienen más de 60 años de antigüedad; otras 250 tienen hasta 350 años como la iglesia iqueña San Juan Bautista.
Después del sismo y hasta la fecha muchos templos y capillas de Ica funcionan en locales provisionales de esteras, madera y plástico.
A %d blogueros les gusta esto: