El espejismo…..que nos enseñan

Las 3 R’sahorcado

Desde hace algún tiempo veo con suma preocupación el destino que le depara a nuestras naciones con la súper generación de relevo. No se como será del otro lado del charco (termino como coloquialmente nos referimos a otras latitudes, principalmente  a Europa), pero por acá en América latina la situación es  realmente preocupante. Camadas y camadas de jóvenes valores sucumben ante modelos que parecieran prediseñados especialmente para volvernos unos tarados, preocupados sobre manera a seguir los estándares sociales como si de eso dependiera nuestras vidas, creando dependencia parasitaria y obligando a todo aquel que no esté en onda a estarlo obligatoriamente. Ya no solo es el consumismo mal sano en que vivimos, sino que todo gira en torno a este esquema de idiotez en que se basa nuestra cotidianidad en cuya ola de desinterés y conformismo veo sumergida cada día más a las brillantes mentes que serán los encargados de tomar las riendas y forjar el futuro de las próximas generaciones (si es que llegan tales).

A mi modo de ver, esto ha sido causado por muchas razones, pero mecanismos recientes han ayudado a intensificar esto aun más, y son los que expondré a continuación.

El primero de ellos, los Reality Shows.  Le han dado una visión distorsionado a los mas jóvenes del sentido real de la vida. Parece que lograr pertenecer a cualquier estupidez que se le ocurra a algún productor tacaño de televisión es el máximo logro alcanzable, todo en pro de la fama, camino  rápido y fácil hacia el estrellato. Nada mas descabellado que eso, pues aunque existen contadas excepciones (y suponiendo que logras participar y ganar) la mayoría son éxitos pasajeros que sucumben rápidamente al olvido. Por lo cual el valor simbólico de tales “hazañas” tiene poco o ningún valor practico, excepto, el de enriquecer a unos pocos (entre los que no estas tu por supuesto) y llenar huecos en la programación cada día mas mediocre de la tv.

El segundo de los males, El Reggaeton. Esto fenómeno que nació con el nuevo siglo (aunque su origen según los “entendidos” es anterior) es una epidemia que nos carcome hasta nuestras raíces. Si los realitys han dado una versión errónea, el reggaeton los ha terminado de matar psicológicamente, pues proyecta que la vida es estar rodeados de chicas espectaculares y con autos súper lujosos (ojala y fuese así), forrados de metales desde los dientes hasta el dedo gordo de los pies. Y si nos vamos al aspecto de fondo es peor aun la cosa. Las letras, Oh las letras!, si los padres del idioma estuviesen vivos! , es increíble… Recuerdo cuando la musica era un arte, que tiempos aquellos.

Lo peor es que ante este desenfrenado fenómeno la industria musical ha dado un giro tremendo y viendo que por ahí esta la pasta asegurada, patrocina a cualquier mamarracho que hilvane 3 palabras que terminen en EO, como perreo, zandungueo, manoseo, etc… ¿Será porque riman con mercadeo?

Por ultimo y no menos importante están las archiconocidas Redes Sociales. Fenómeno “nuevo” pero igual de atrapante que los anteriores mencionados. Inicialmente cuando solo era el chateo (volvieron las EO’s), si bien me parecía un peligro muy adictivo, reconozco que también significaba una herramienta útil que beneficiaba en muchos aspectos (y todavía lo hace), pero lo de ahora es un Tiranosaurio Rex si lo comparamos con aquello. MySpace, Facebook, Twitter, etc, etc, etc, son “herramientas” casi totalmente inútiles, por no decir algo mas ofensivo que pueda molestar a alguien. La preocupación de un adolescente por estos días es posar bien en una foto y luego subirla para que alguien le comente que tan bien salió. O tener “amigos” aquí y allá como si se tratara de la canción de Roberto Carlos. Claro también esta la posibilidad de sincronía total que permiten, para que cualquiera sepa en cualquier momento donde estas y que haces… ¿Soy solo yo o nadie entiende una pisca de esto?

Soñar con un futuro famoso, bailar pegado con una chica linda (o varias), establecer lazos simbolicos con gente alrededor del mundo; no esta mal, lo preocupante de todo esto es la adicción que ha venido generando, la anestecia mental que ha venido produciendo. No me malinterpreten, para nada soy un asocial a quien poco le interesa involucrarse con las personas a su alrededor, pero me parece que esto esta llegando bastante lejos. Las modas siempre han existido y siempre existirán, pero me parece que esto va mucho mas allá. Extirpar en los jovenes cualquier vestigio de rebeldía y cuestionamiento, embarcándolos en un bus de “sociabilidad”, convirtiéndolos en zombies de personalidad, agrupándolos en masas listas para la guillotina el consumo, son solo unos de los tantos peligros que les veo a estos  enemigos silenciosos, que amenzan peligrosamente el futuro mundial.

A %d blogueros les gusta esto: