No siempre pasa por casualidad

Por motivo de trabajo viajo constamente por la sierra, no por elección, pero por necesidad, y por deber. Lamentablemente como el S. Juan es la única empresa que llega a ciertos centros poblados desde la ciudad de Lima, y este accidente iba a ocurrir de cualquier modo, ya que el servicio brindado por la empresa de transportes es muy informal. He oído a muchas personas decir que la culpa es no tener una vía asfaltada, pero la verdad es que accidentes ocurren en vias asfaltadas o no asfaltadas, y el problema real es que las veces que he viajado el omnibus suele salir con 1 hora o más de retraso por su simple informalidad, sube pasajeros a lo largo de la ruta, si fuese podible hasta rebalsar de gente tnto sentada como de pie. En ninguna de mis más de 30 salidas en un periodo de un año he visto a un chofer que no se note sin síntomas de cansancio, generalmente el bus “corre” en tramos por los que no debería (debido a los precipicios y rutas escarpadas), y en dos ocasiones el chofer le cedió el volante a un joven que no se notaba muy experto al volante y que aceleraba constantemente. Lamentablemente, en un país como el nuestro la informalidad y la ignorancia son los gestores de estos muy predecibles accidentes que son el pan de cada día. Sólo por dar un ejemplo, una vez me ocurrió, que en un bus de una agencia “x” me queje porque el bus interprovincial estaba lleno y el cobrador seguía subiendo gente, como era de esperarse me miró con mala cara y no me hizo caso, y algunos pasajeros me dijeron: ” que ridículo es señor”. Solo me queda decir que un bus con gente parada y con sobrecarga solo genera mayor inestabilidad ante maniobras defensivas del chofer y ante las curvas de cualquier trocha carrozable en mal estado; sumado a la alta velocidad, el cansancio y un bus en malas condiciones, solo genera mayores probabilidades de accidentes y de accidentados. Es hora de que la gente se de cuenta y exija sus derechos, ya que el cliente consciente tiene mucho mas poder que cualquier autoridad que no puede ser omnipresente en la irresponsabilidad furtiva del caos informal peruano.

Quinches no esta lejo de esto, no tengo nada con la emp. “Turismo”, pero muchos de uds. que viajan son testigos la de la informalidad, en una ocasión cuando regresaba de Quinches venia en uno de esos buses, y me cobraron el pasaje pero no me dieron el boleto por mas que reclamabamos al “Tio Grimaldo”, y asi llegamos… no quisiera criticar, pero pasa aveces se comete incluso abusos, no se tra ta bien a la gente se le insulta, se le maltrata como si no fueran personas humanas, como son los unicos carros se creen los “dioses”, y cuando pasa por un control, muchas veces me he ganado el pase ya salen con un sencillo para sobornar a los policias, pienso esta experiencia tragica debe hacernos recapacitar, empezando por las autoridades, que apliquen la tolerancia cero.. y recuerden queridos paisanos ellos viven, gracias a uds. si uds. no viajan en esos ca rros de la muerte, van a tener que dejar de trabajar… por lo tanto no seamos complices, actuemos con rrespeto pero con energia.

y lo mismo puedo decir de la zona sur de yauyos ….

Queridos policias, autoridades no tengan miedo apliquen la ley una vida vale mas que un miserable cinco, diez …etc soles. no se dejen sobornar. Por que son uds que tienen tambien lo culpa porque permiten que las cosas sigan asi….

hasta pronto.

Quincher

A %d blogueros les gusta esto: