Costumbres de mi pueblo

COSTUMBRES DE YAUYOS
La Navidad es por un lado una celebración familiar y espiritual, pero también es la época del año, en que dejamos un poco de lado las preocupaciones cotidianas, para reavivar el espíritu de solidaridad, de renacer en las buenas acciones, y hacer llegar a nuestros amigos, familiares y conocidos, nuestros mejores deseos.Pocas veces se arman los nacimientos en las casas, el niño Jesús permanece en la iglesia, también en las dos juntas de pastoras que organiza esta fiesta: La Comunidad “Apóstol Santiago” y La Parroquia, el pesebre es el campo, los reyes magos son los pastores y pastoras del lugar, los animalitos están sueltos y mas vivitos que nunca disfrutando del pasto verde que rebrota en los cerros.

Las mujeres con su vestimenta típica “del AYLLE” cantan y bailan, es la fiesta del nacimiento del niño Jesús, repiten una y otra vez, los villancicos andinos que dice:

“hoy 25 de diciembre, ha nacido el niño Dios, será el sol la luna, José y María…”

y por su puesto no falta en ningún caso la presencia de la “AZUCENA”, un elemento imprescindible para llevar en la mano como apoyo y para poder zapatear con la pareja de baile. Así pasamos los tres días de linda fiesta del pueblo con visitas a la s autoridades y los recibidores, que esperan en casa con almuerzo y su respectiva copita del anisado (licor dulce). Esto mismo se repite a partir del 6 de Enero, esta vez tiene un agregado, ya que se ve la participación de la “CHACUMA”, personas disfrazadas de animales, que recrean el cuidado de los animales por un pastor que quiere cazar al LEON. También aparece “los curcos” y “la Camarada”, personajes que es el deleite del publico por la gracia que causan con sus ocurrencias.

Finalmente el 10 de Diciembre termina la fiesta con la famosa “Herranza Quinchina” de los animales de las juntas de pastoras participantes. Los hijos residentes en lima también realizan estas costumbres se inicia aproximadamente en los años 1970, hoy en día también se hace la fiesta de las Pastoras el día 25 de Diciembre en el local del Club Quinches, en San Luís, a partir de esta fecha todos los Domingos, diversas instituciones organizan estas fiestas de pastoras o “el Aylle”, hasta la primera semana de Febrero. Así celebramos la familia Quinchina aca en la capital como también allá en la Santa Tierra. Están invitados a pasar estas fiestas de la Navidad y la Bajada de Reyes en el club Quinches. Saludos amigos.

Amigos, hermanos Quinchinos, Yauyinos y toda la familia Peruana, nuestro deseo es que en esta navidad sea de paz, unión, de confraternidad y lo más importante compartir con la familia y que este año nuevo sea del éxito TOTAL para todos y cada uno de nosotros, hay que disfrutar del Aylle, de las pastoras y lo mas importante que se siga cultivando, difundiendo y rescatando las tradiciones y costumbres de nuestros pueblos.

 

En la sierra en esta época suelen oírse a lo lejos el sonar de la flauta, instrumento que es utilizado en brindar linda y tradicional música navideña, con la participación de las lindas Pastoritas alrededor de pesebres de paja y figuras del niño. Los lugareños asisten a las fiestas con coloridos atuendos y le rezan al Niño Manuelito, apelativo que se remonta a la llegada de los clérigos españoles. Enmanuel, quiere decir ‘Dios con nosotros’.

Justamente en la mayoría de los pueblos andinos del país, la Navidad se celebra en familia, en los distritos de las zonas rurales, como en Quinches y otros pueblos de la zona nor oeste de la provincia de Yauyos la navidad también es una fiesta colectiva. Las diferencias sociales están demás, los pobladores de la zona y visitantes festejan bailando al ritmo de las orquestas típicas al son de las flautas, violines, el arpa y la “shonaja” (maracas), con una música especial conocido como el baile de las pastoras o “El Aylle”.

Hermosa estampa folclórica costumbrista que se inicia el 24 en la noche donde participan en “la misa de gallo” y dura varios días, hasta el 26 de diciembre. Lo material es olvidado y predomina el regocijo de bailar adorando al niño Jesús junto a los “Pastoras” toda la población Quinchina que visten de

atuendos multicolores con sombrero blanco, bayetilla bordada, una túnica azul, cintas multicolores entre otros elementos muy vistosos. En el mejor de los casos los niños reciben obsequios de parte de las autoridades municipales u otras organizaciones que se apersonan al pueblo o en pocos casos de sus padres o hermanos mayores residentes en las ciudades que regresan a sus pueblos cargando de regalos. La población Quinchina no tiene una comida típica específica para estas fiestas de la navidad. En estos últimos años se incrementó la degustación del panetón y su chocolatada. Los juegos artificiales, son remplazados por las estrellas luminosas, y las lluvias le dan el colorido y el sabor espacial, o los cohetes por algún esporádico rayo que anuncia la lluvia.
About these ads

Una respuesta

  1. Me siento muy orgullosa de haber nacido en quinches de disfrutar cada amanener , con sus hermosos paisajes , danzar sus bailes tipicos y apesar de la distancia QUINCHES PERMANECERÁ POR SIEMPRE EN MI CORAZON .

Los comentarios están cerrados.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: